Xavier Arbós: “La sospita de parcialitat de Pérez de los Cobos no li treu ningú”

Xavier Arbós: “La sospita de parcialitat de Pérez de los Cobos no li treu ningú”

 

Xavier Arbós (Barcelona, 1954) es catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona. Defiende en esta entrevista y ha escrito artículos en los que sostiene que el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, no puede militar en un partido y ser magistrado del Alto Tribunal por el bien de la “credibilidad” de la institución.

Pregunta. ¿En qué se basa?

Respuesta. Me opongo a que un magistrado del Constitucional milite, ya sea en el PP o en el PSOE o en cualquier partido. Es cierto que en 1988 el Constitucional dictó un auto en el que se podían compaginar las dos cosas, como ya se encargó de recordar en la nota informativa tras conocerse el caso. La mayoría de los juristas están de acuerdo con la compatibilidad, pero yo discrepo. Se sostiene que la Constitución equipara a los magistrados del Constitucional con los miembros del Poder Judicial en las incompatibilidades, pero no en la prohibición a pertenecer a partidos, como dice el artículo 127 de la Constitución. Yo creo que la prohibición presupone una incompatibilidad que también se impone a los componentes del Tribunal Constitucional. El ordenamiento jurídico no tolera ni un minuto que un juez magistrado pertenezca a un partido y aún menos puede aceptarlo en quien va a ser juez de leyes en el Tribunal Constitucional.

P. ¿Cree que Pérez de los Cobos infringe la Constitución?

R. Es discutible. Pero en todo caso creo que mi postura se adapta mejor a la funcionalidad del Tribunal. Imaginemos que cinco magistrados son afiliados y deben pronunciarse sobre un recurso de una ley elaborada por su partido. Deberían inhibirse si es que no son recusados. El Tribunal no podría funcionar: no tendría quorum. No tiene sentido que un juez que debe fallar sobre un conflicto vecinal no pueda pertenecer a un partido y en cambio sí otro que desde el Tribunal Constitucional debe pronunciarse sobre algo tan político como una ley. Por otra parte, el desprestigio de los partidos afecta gravemente al Tribunal si se acepta que sus militantes formen parte del mismo. ¿Y si todos militaran? ¿Cómo van a ser imparciales?

P. ¿Debería haber dimitido Pérez de los Cobos?

R. Hubiera estado bien. En todo caso, el Constitucional debería cuidar la legitimidad porque sus miembros no son elegidos democráticamente y sus decisiones pueden ser contrarias a la voluntad de los ciudadanos. Debería ser mucho más convincente, explicar por qué su militancia no va a influirle e ir mucho más allá de una nota de prensa burocrática.

P. ¿Qué cree que va a pasar ahora tras anunciarse multitud de impugnaciones?

R. Pérez de los Cobos será requerido para que se inhiba donde haya intervenido el PP. Y si no lo hace, me temo que el prestigio del Constitucional va a caer un poquito más. Tengo la impresión de que no son conscientes del daño que pueden hacerle. Tiene un déficit de legitimidad importante y el mejor servicio que podemos prestarle es recordárselo con franqueza. Lo que nos interesa es la prevalencia de la Constitución, y para ello es imprescindible que no haya sospechas de parcialidad.

P. El Constitucional aceptó el año 2007 la petición del PP de recusar a Pablo Pérez Tremps en las deliberaciones del Estatuto por “falta de prevención y posición objetiva” al haber elaborado un informe sobre la reforma estatutaria. ¿Puede cambiar eso las cosas?

R. El caso de ahora es peor: una cosa es escribir un informe y otra la adhesión a las políticas de un partido, al que se pertenece. Pérez de los Cobos tiene presunción de parcialidad en los asuntos en que haya intervenido el PP porque milita en él. Y encima tiene voto de calidad: en caso de empate, prevalece su posición. Supongo que se inhibirá. Él es militante: nos lo han dicho y no lo ha desmentido. Puede que sea constitucional su posición, pero la sospecha de parcialidad no se la quita nadie. Ni siquiera el hecho discutible de que sea constitucional.

Xavier Arbos entrevistat per Àngels Piñol, El País, 23/07/2013

 

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login