Celia Ramos: Alimentos caducados para pobres

Celia Ramos: Alimentos caducados para pobres

 

El ministro de agricultura tiene un rostro macizo, saludable, la mirada baja, porque no es fácil mirar de frente cuando se dicen majaderías como ésta: “destinaremos alimentos caducados con fines sociales” (?)

Pero ¿por qué no se come él los alimentos caducados? ¿por qué es ministro? ¿pero es que la desfachatez de esta gente no tiene límites?

Habrá elecciones en Catalunya el próximo día 25 de noviembre, los sondeos están en marcha, y uno no acaba de entender que los partidos más ineptos y corruptos sigan acaparando votos. De esto, no se les puede echar la culpa a los políticos. Ellos hacen lo que hacen. Pero los votos son nuestros.

Y esos votos, los nuestros, son los que impiden que las cosas cambien. Los bancos siguen siendo intocables gracias al engaño, el expolio y la muerte, son muchos los que cayeron en esa trampa, primero una casa, luego un coche, después un viaje. También la televisión embaucadora y bobalicona exprimió nuestro cerebro, y con el cerebro bien exprimido hemos llegado a ser lo que somos y a votar lo que votamos.

Por eso nada cambia nunca para esa dolorosa marginalidad de las chabolas, de la droga, del paro, de los nuevos pobres que, si nadie lo remedia, consumirán alimentos caducados. Lo decide el ministro de agricultura. Con la miraba baja. Sin dar la cara. Alguien se la hubiera roto.

 

Celia Ramos, La Lamentable, 11/2012

 

 

You must be logged in to post a comment Login