Jordi Martí: Glòries, de despropósito a oportunidad

En democracia, la oposición debe ocuparse de la fiscalización al Gobierno y de realizar, desde el terreno de las ideas, propuestas con las que mejorar la cotidianeidad de los ciudadanos. Pocas veces un partido político sin responsabilidad de gobierno baja a la arena de la concreción para dibujar un escenario alternativo que mejora el oficial. Es lo que los socialistas, en la oposición en el Ayuntamiento, acabamos de hacer con Glòries. Esta estratégica plaza podría haber asistido al cambio político mientras empezaba a modificar su piel. En manos de Trias, sin embargo, ha dejado de ser un proyecto urbanístico bien definido, que resolvía necesidades y que contaba con gran consenso político y social para convertirse en la plaza del despropósito.

Fruto de una improvisación pueril, infantil, el Gobierno municipal ha querido empezar de cero y ha presentado un nuevo proyecto sembrado de múltiples dudas. Sombras que se alargaron hasta el Plenario, que obligó, gracias a los votos de la oposición, a retirarlo y creó, de paso, una comisión especial en la que debatir cambios y velar por el retorno de la luz. Y digo «tenía» porqué CiU ha querido convertir la comisión en un mero dispensador de informes. Demasiadas dudas para seguir con los brazos cruzados. Ayer presentamos nuestra propuesta para Glòries. Un nuevo dibujo, avalado por urbanistas, arquitectos y reputados técnicos, que garantiza el consenso al que se llegó en 2007, asegura que no se demoren más las actuaciones comprometidas —traslado de los Encantes, derribo del anillo viario y ejecución de equipamientos previstos—, y que no malbarata inversión pública en el actual contexto de crisis económica.

Nuestra propuesta consiste en pasar el tráfico en superficie, derribando el anillo viario actual, construir los equipamientos previstos en el Compromiso de Glòries y generar un campus, un espacio mixto entre plaza y parque, conexión viaria y equipamientos públicos. Biblioteca, Centro del Diseño, nueva escuela, los nuevos encantes y zonas verdes son, entre otros, los elementos que permiten construir ciudad donde hoy sólo existe un vacío urbano. Suturas con las que sanar la propuesta de CiU para que Glòries deje de ser un despropósito y vuelva a ser una oportunidad.

Jordi Martí, ABC, 08/05/2012

You must be logged in to post a comment Login