Lluís Bassets: "La Unión por el Mediterráneo, avería europea respecto al mundo árabe"

UNA TRANSFORMACIÓN QUE DURARÁ DECENIOS

Yo diría que caben las dos expresiones [revueltas y revolución]. Es evidente que son revueltas. Probablemente es insuficiente hablar de revueltas para comprender lo que ha sucedido. Yo cito en mi libro una frase famosa del ministro de Luis XVI que denuncia lo que será luego la chispa de la Revolución Francesa. Y dice [Luis XVI] ‘es una revuelta’ y le responde el ministro ‘no, Sire, es una revolución’.

“Yo diría que sí, que hay revueltas, pero que finalmente, el conjunto, es una revolución. Sobre todo si vemos la larga duración, las transformaciones que están sufriendo ya y que van a sufrir estas sociedades, el trasfondo geopolítico, la correlación de fuerzas entre los distintos países y las superpotencias y su papel en la zona nos lleva finalmente a la idea de mi libro: 2011 ha sido el año de la revolución árabe, el año que el mundo árabe ha empezado una transformación que seguramente durará decenios”.

DICTADURAS PERFECTAS

“Cuando se hacen las grandes elaboraciones sobre el fin de la historia con la desaparición el comunismo, Francis Fukuyama sobre todo, tendemos a hacer abstracción de que hay un mundo a nuestro lado -es África, es Oriente Próximo, es parte de Asia- que vive todavía bajo dictaduras. Por lo tanto, estamos elaborando una especie de visión del mundo idílica que no se corresponde. La desaparición de la Unión Soviética no es ni mucho menos el fin de la historia y la llegada de los sistemas de democracia parlamentaria y liberal a todo el mundo. Queda un gran trecho que recorrer en lo que había sido el antiguo mundo comunista -basta ver cómo está ahora el mapa- y en el mundo árabe”.

“Yo creo que el mundo árabe es el gran olvidado. Es el que está más cerca de nosotros, el que está mas interpenetrado con nosotros en todos los aspectos: estratégicos, de seguridad, inmigración, energía… Y en cambio hacemos abstracción como si fueran democracias imperfectas cuando son dictaduras perfectas. Este es el tema que le da una fuerza enorme a las revueltas porque levantan la tapa a una olla a presión que habíamos mantenido olvidada durante los últimos veinte años”.

LAS REDES SOCIALES SON DIFUSORES DEL PODER

“Hay unas claves muy de fondo [que explican el inicio de las revueltas]. No puede haber una revolución, unas revueltas de este calibre, sin unas determinadas condiciones demográficas. Estas revoluciones se producen cuando hay una pirámide de población joven. Jóvenes que no tienen salidas no ya profesionales sino ni siquiera vitales. Cuando una parte muy importante de la población encuentra ocluido el camino a una vida mínimamente digna y hay otro aspecto más político que no hay que olvidar, cuando falta un cierto consenso con los que gobiernan. Esta es una de las claves, sin duda: la demográfica. Luego hay claves económicas. Esta zona del mundo sufre de la crisis de los alimentos, el aumento de los precios de las materias primas, que influye en la capacidad adquisitiva y en la vida cotidiana de estas personas. Podemos decir que hay causas más puramente políticas, como son las sucesiones familiares realmente indignas e impresentables que son un auténtico insulto a la dignidad de la gente que está preparando estos dictadores.

Y por último estas revueltas no se entienden sin las tecnologías digitales que producen una transformación que no es única del mundo árabe, que distribuyen el poder en la sociedad. Las redes sociales son difusores de poder. Dan poder al ciudadano de a pie. Lo capacitan para participar, discutir, difundir noticias e imágenes. Lo estamos viendo en Europa, en España. La gente hoy en día, gracias a la tecnología, tiene mayor poder y capacidad para exigir a los gobernantes. Esto en el mundo árabe tiene unos efectos realmente fulminantes. Estas redes sociales, además, rompen las barreras que imponen las dictaduras. Las fronteras geográficas y la censura. Obligan a crear policías muy numerosas para intentar bloquear la difusión de estos mensajes.

“Todo esto va creando un caldo de cultivo que estalla fácilmente y con gran rapidez. Lo hemos visto en Túnez, en Egipto, lo vimos incluso en Siria -aunque ahora está ya muy controlado el uso de las redes sociales por parte del régimen-. Es uno de los elementos que explica las revueltas, aunque yo añadiría otro, Al Jazeera, la televisión del mundo árabe capaz de conectar todos estos países y capaz de hacer información profesional, independiente. Es uno de los elementos clave para la conciencia democrática en el mundo árabe”.

EUROPA FRENTE A EEUU

“Hay que matizar en todos los casos. Es muy distinto el comportamiento de Berlusconi, realmente muy vergonzoso, con su apoyo a Gaddafi, que el de Sarkozy, que no es tanto de él mismo sino de una ministra francesa, Michèle Alliot-Marie, que le ofrece a Ben Alí material antidisturbios. Estados Unidos… Señalaría dos elementos. Basta con ver el comportamiento que tiene en Túnez según las filtraciones de Wikileaks. El embajador norteamericano es un personaje que está trabajando en favor de la oposición y de la democracia en contraste con lo que está haciendo el embajador francés que está en auténtico conchabaje con la dictadura. Ya este elemento nos permite ver que la actitud de la diplomacia americana es mucho más activa que las diplomacias europeas en general”.

“Esto no tiene que ver con Barack Obama, esto viene de antes. La propia Condoleezza Rice tiene una actitud hacia las dictaduras árabes mucho más crítica y distanciada que los europeos mismos. Rice hace un discurso en El Cairo que es el verdadero antecedente del discurso de Barack Obama también en El Cairo, que dice ‘hemos intentado preservar la estabilidad en contra de la democracia y podemos quedarnos sin ninguna de las dos’. En resumen, no se trata de Barack Obama sino de Estados Unidos. En Egipto en concreto, basta con ver el reproche que hace Arabia Saudí a Obama para entender que también ha jugado un papel muy importante”.

“Lo que hubieran querido las autocracias árabes, en su mayoría monarquías, es que Obama hubiera apoyado a Mubarak hasta el último momento y hubiera evitado su caída. Obama dice, en público además, que tiene empezar ya la transición, y Mubarak dura 24 horas. En todo esto Estados Unidos tiene un papel muy positivo. Si nos vamos más al detalle yo incluso diría que en el caso de Libia, aunque parezca que EE.UU. no dirige la operación, se acuña la famosa frase de “dirigir desde atrás” toda la operación de la OTAN contra Gadafi”.

Sin Estados Unidos no hubiera habido operación contra Gadafi. Sin la CIA, los bombardeos, y la munición americana… Recordemos que la OTAN se quedó sin munición en mitad de la operación. Estados Unidos ha sido clave en las revoluciones árabes. Sin una superpotencia decididamente en favor de la democracia, no hubiera habido las revoluciones que hemos tenido. Es verdad que después de reconocerle a EE. UU. este papel podemos y debemos mantener una actitud crítica porque ahora ha apoyado a Arabia Saudí porque realmente no les interesa la desestabilización en el Golfo Pérsico donde nos encontramos con la guerra fría a Irán. Pero en cuanto al norte de África sin la actitud de Obama no hubiera habido revolución árabe.

BUSH Y EL ‘IDEALISMO DEL PORRAZO’

“Idealismo-realismo son dos componentes que no encontramos nunca en grado puro en una política. Bush practicó un idealismo un tanto peculiar, el idealismo del porrazo. Lanza la guerra de Irak para democratizar oriente próximo y lo que produce es el efecto diametralmente opuesto. En el fondo, Barack Obama es menos idealista desde este punto de vista, se acomoda más su idealismo a la exigencia realista de aceptar que el mundo árabe ha empezado a moverse y que lo que hay que hacer es acompañarle, no obstaculizarlo, cuando los intereses, quizás, podrían dictar lo contrario. Hay una cierta continuidad en las políticas de uno y otro”.

ESPAÑA, EN SEGUNDA FILA

“Siendo un papel inferior al de Francia [el de España], en todos los sentidos, diplomático, militar, económico,… Es un poco una posición muy parecida, es decir, España no está en vanguardia en las caídas de Ben Alí o Mubarak. Es verdad que en un segundo momento tiene reflejos más frescos el gobierno español que el francés por ejemplo. Recordemos que Zapatero es el primer gobernante europeo que viaja a Túnez y da un mensaje muy positivo. A la vez esto se produce en un clima de gran tráfico de personalidades y de ideas entre España y Túnez porque los tunecinos, más que los egipcios, incluso por proximidad geográfica, se interesan muchísimo por la transición española y pasan por Túnez cantidad de protagonistas de la transición de todos los colores para explicar la experiencia española, algo que los tunecinos absorben como esponjas. Pero yo diría que España no tiene un papel de primer rango, sino que, en cierta forma va un poco en segunda fila”.

“Lo mismo sucede con Libia, España también está en el dispositivo militar de la OTAN para la vigilancia aérea y la protección de la población de los rebeldes, pero no está realizando operaciones directamente de ataque. Está en operaciones secundarias. En este sentido, se corresponde bastante con lo que está sucediendo con España, que no estamos precisamente en el mejor momento de nuestra proyección internacional, como los otros europeos, pero todavía más y muy ensimismados en nuestros problemas económicos y de deuda. Este es el clima en el que España interviene y observa, que es un poco la situación europea en general”.

Y acordémonos que en España tenemos la secretaría de una institución que es el emblema de la avería europea respecto al mundo árabe, que es la Unión por el Mediterráneo, que tiene su sede en Barcelona y es una institución que demuestra las debilidades de la política europea o la no política europea, o la ausencia europea en todo proceso en el norte de Africa.

LA EXCEPCIÓN LIBIA

“En Libia es la primera vez en que se produce una intervención militar siguiendo la doctrina de la responsabilidad de proteger que introdujo Kofi Annan en la Carta de la ONU gracias a una resolución del consejo de seguridad. Es decir, lo que se produce en Libia es algo excepcional, algo que no ha sucedido nunca antes y que costará mucho que vuelva a suceder. Porque la responsabilidad de proteger, es algo que, sobre el papel, las superpotencias pueden aceptar, pero cuando hay que aplicarlo muy pocos países con proyección de superpotencia están dispuestos a seguirlo. Hay que acordarse de que China y Rusia, que tienen el derecho de veto en el consejo de seguridad, en esa ocasión se abstuvieron. No es que votaran a favor, sino que se abstuvieron, dando un margen para observar como se producía la aplicación de la responsabilidad de proteger y enseguida mostraron su insatisfacción, y todo el mundo pudo ver que probablemente sería la última vez que se utilizara este mecanismo o que pasarían muchos años antes de suceder otra vez”.

“Y ahora nos encontramos y sabíamos que esto iba a suceder, creíamos que esto iba a ser un rosario de revueltas y que en algún momento podríamos encontrarnos de nuevo con una situación como la de Libia en la cuál sería muy difícil que las superpotencias volvieran otra vez a consensuar una intervención. Porque la abstención es una forma de consenso pasivo, es lo que está pasando con Siria y es muy difícil que China y Rusia lleguen a aceptar en algún momento una intervención militar. No es tanto responsabilidad, como a veces se achaca críticamente a EEUU y Europa, sino una situación objetiva en la que es muy difícil, por no decir imposible, hacer una intervención jurídicamente cubierta por la legalidad internacional”.

Otra cosa es que en un momento determinado alguna instancia internacional como pueda ser la Liga Árabe u otra, la OTAN, decidieran intervenir en Siria, pero sin cobertura del consejo de seguridad, pero sería otro escenario totalmente distinto.

FALTAN ‘MONEY’, ‘MOVILITY’ Y ‘MARKETS’

“El riesgo [de la imposición de regímenes teocráticos en algunos países] existe, no hay que esconder el huevo, estos procesos no son irreversibles. Puede producirse perfectamente que en un país se regrese a una dictadura militar o a una dictadura teocrática, son países sunitas la mayor parte, no hay clase clerical como en Irán, lo cuál tampoco favorece a un tipo de dictadura religiosa, pero es verdad que puede producirse el retroceso. Hay una parte de las críticas que se han hecho o de las expresiones prejudiciadas contras las revueltas, que eran más fruto del temor. Es un tema difícil de racionalizar que fruto de un análisis. La realidad es como es, hay que intentar entenderla”.

“Estos países, que han hechos cosas muy importantes, que según mi parecer son positivas se mire por donde se mire, derecha o izquierda, desde EEUU o desde Europa, desde una actitud laica o religiosa. Son países que han entrado en un proceso de apertura, de participación democrática, de gobiernos que tienen que buscar consensos, quizás no sean consensos perfectos o muy amplios pero deberán obligadamente que recabar un mayor asentimiento de sus poblaciones. Va a haber más pluralismo, más libertad de expresión, más participación democrática y habrá elecciones que, hemos visto, han sido realmente auténticas, sentidas y vividas así por la gente. Estos son procesos que merecen una actitud positiva, que cuentan con nuestro máximo apoyo y que lo que merecen es que les ayudemos y no que les pongamos dificultades. Que les ayudemos en las cosas en las que les podemos ayudar”.

Hay un documento excelente de la UE aprobado hace ya un año, que la pena es que no se esté aplicando, que dice que estos países necesitan tres emes (‘money’, ‘movility’, ‘markets’). Es decir, dinero; movilidad para sus trabajadores que puedan desplazarse a trabajar a Europa; y apertura de mercados, para que sus productos puedan venderse en Europa. La dificultad está en que en Europa, en estos momentos, no estamos para ninguna de las tres ‘emes’, porque tenemos dificultades con nuestras finanzas, nuestros mercados están estancados o en recesión y sin mucha disposición a abrirse al exterior y lo mismo sucede con la movilidad de los trabajadores porque tenemos unos niveles de paro muy altos.

“Por tanto, en esto Europa no está haciendo lo que hicimos a partir del 89 en que les dimos una pista de aterrizaje a los países que accedían a la democracia. Ahora estamos diciendo que se la inventen ellos o que se construyan ellos la pista de aterrizaje”.

RETOS DEL ISLAMISMO POLÍTICO

“Una cosa son los Hermanos Musulmanes, que son los que ya se están identificando con una etiqueta que también merecería una reflexión un poco atenta, que es el islamismo moderado, que corresponde a la verdad en general, pero no siempre corresponde a la verdad, porque dentro de los hermanos musulmanes hay islamistas que no son nada moderados. El salafismo, por regla general, no es violento pero puede tener conexiones con la violencia y es evidente que hay sectores salafistas conectados con la violencia. Tiene otro inconveniente, no tan grande como el que pueda tener un grupo terrorista, y es que el salafismo quiere regresar a una sociedad regida por la literalidad de la ‘sharia’, es decir, la ley islámica tal como se lee en el Corán como si estuviéramos en el siglo VII. Esto es una auténtica dificultad para quienes más sufren las normas absurdas, como son las mujeres o las otras minorías religiosas”.

El tema central está en los hermanos musulmanes porque son el grupo más cohesionado, de mayor tradición y profundidad política, cultural y social. Tienen un mayor enraizamiento y han hecho un buen trabajo de inserirse en sus sociedades y, además, hacerlo no con trabajo político sino social, de prestar ayuda a la gente y de funcionar como asociaciones de solidaridad y ayuda mutua. Y estos son los que van a tener la responsabilidad de gobierno en los próximos años en casi todos los países

“Vamos a ver si hacen una evolución más a la turca o más a la tunecina, porque en Túnez hay uno de los partidos más interesante de toda esta gama, que es el Nahda (Renacimiento) y que es un partido muy original y no es estrictamente como los Hermanos Musulmanes egipcios. En algún aspecto, los turcos han tomado como ejemplo el Nahda más que lo contrario y vamos a ver como estos partidos se enfrentan a problemas como el paro, la inflación, la gestión de una economía compleja en situación difícil y como van adaptándose a las necesidades de gobierno. Yo creo que estos son uno de los grades retos desde Europa, desde occidente y lo tenemos que ver con una actitud constructiva de diálogo y de ayuda, y por otra parte de crítica amistosa y leal, no de confrontación y de choque de civilizaciones”.

UN PROCESO QUE DURARÁ DECENIOS

“No me atrevo a jugar a la predicción [sobre el tipo de Gobierno que se va a imponer en cada país]. Solo soy optimista respecto a Túnez, que es un país muy pequeño y está haciendo una buena marcha hacia la transición democrática. Todo el resto me parece que estamos en un territorio muy complejo, muy tortuoso en algunos casos. El caso egipcio es clarísimo, va a ser todo muy complicado, probablemente vaya a ser más fácil que en otros países que no han tenido revoluciones, pero que han iniciado procesos de reformas como Marruecos y todo va a ser muy lento”.

Esto va a llevar decenios y lo que hay que hacer es tener paciencia y tener una actitud constructiva, de ayuda. Una actitud de tratar a estos países como lo que son, vecinos muy interpenetrados con nosotros en la historia, en el Mediterráneo compartido. Tenemos problemas comunes de todo tipo, de energía, de agua, de urbanismo, de educación, demográficos, recibimos sus inmigrantes, tenemos relaciones comerciales muy estrechas. Tenemos un campo de trabajo europeo enorme para que estos países avancen.

“Pensemos en un capítulo en el que sería interesantísimo que se produjera un auténtico salto hacia delante, son países que apenas tienen relaciones comerciales entre ellos mismos. Solo con que estos países siguieran el modelo europeo de cooperación comercial, de levantamiento de aduanas y aranceles, tendrían ya un estímulo extraordinario y significaría un paso adelante muy importante. Y en cosas como estas, países como España y la UE pueden jugar un papel importante”.

Antonio José Chinchetru entrevista a Lluís Bassets, Periodista Digital TV, 17/04/2012

You must be logged in to post a comment Login